Estrategias de motivación a tu personal

Las capacidades productivas que rigen a nuestro negocio, vienen definidas por la motivación al trabajo y la satisfacción que tenga nuestro personal, la forma en que delegamos el trabajo, selección de nuestros mejores colaboradores en las tareas más pesadas y un plan de compensación a largo plazo que tenemos para ofrecer.

Por ello hoy te presentamos una serie de estrategias que te servirán para mantener a tus empleados en un ciclo de motivación constante, donde tus facultades de jefe no se vean perjudicadas, pero tampoco te hagan ver como un mandamás.

Comenzando por incentivar la confianza y el respeto con tus empleados, haz que se sientan animados a proponer mejoras en el ambiente de trabajo, expresen sus inquietudes y no tengan temor a consultarte acerca de las actividades que asignes, te garantizamos que con ello evitarás muchos errores humanos y ahorrarás tiempo al no tener que remendarlos.

Delega y haz que tu personal esté capacitado para tomar decisiones, de esta forma te darás cuenta sobre quienes pueden liderar al equipo de trabajo cuando no puedas estar presente, además encontrarás colaboradores en la toma de decisiones más importantes del negocio.

Como buen gerente, evalúa y supervisa todos los departamentos, involúcrate en las actividades de tu personal y colabora en mecanismos de participación que permitan mayor comodidad a los empleados al momento de trabajar.

No acostumbres a tu personal a una sola área de trabajo, constantemente haz jornadas de rotación, a fin de que se familiaricen con otras áreas y no se adapten a una rutina agobiante, siempre respetando las fortalezas y debilidades de todos.

En caso de necesitar producir horas extra, compénsalas y motiva a tu personal con un ambiente ameno, sin presiones innecesarias, no lograrás que todos terminen su trabajo en orden si dás órdenes con irrespeto, al contrario, producirás estrés y los harás propensos a cometer errores. Tampoco los acostumbres a horarios extraordinarios.

¿Qué opinas?

Top