Hábitos para mejorar tus finanzas personales

Muchas veces las campañas publicitarias, ofertas y demás factores que los comerciantes colocan en juego para vender más, hacen que pensemos inmediatamente en usar nuestra tarjeta de crédito, creando malos hábitos impulsivos que generan endeudamientos a largo plazo, y comprometen el capital de la familia. Si te sientes identificado, y llevas sobre tus finanzas personales el peso de las deudas, no te preocupes, a continuación te presentamos algunos consejos puntuales para impedir que tu dinero se esfume, y mejores tus hábitos en la administración del capital.

Comienza por elaborar un control de gastos a un plazo determinado, esto te permitirá elaborar un presupuesto sobre las deudas básicas que debes saldar, tales como servicios del hogar, comida, transporte, recreación de la familia y demás egresos fijos.

Mediante este control, establecerás que tus hábitos impulsivos duplican los gastos realmente necesarios, y te darán mayor conciencia en la administración de tu capital; con el tiempo darás menor uso a tu tarjeta de crédito, y lograrás reducir el endeudamiento paulatinamente.

Evita gastar dinero solo porque algo es barato, o está en oferta, si realmente no lo necesitas, no inviertas en cosas que te reportan pérdidas, e inviértelo en aquellas prioridades que necesitas atender, además puedes ahorrar para darte los gustos que desde hace tiempo llevas en mente.

Reconoce que tus hábitos están influenciados por la publicidad de los productos, y no por tus necesidades, de esta forma irás tomando conciencia acerca de cuánto dinero necesitas producir al mes para atender las necesidades básicas, y que cantidad adicional reportan los gastos secundarios.

Si disfrutas de una cena formal, una visita al parque, o un viaje, motívate a pensar que es posible llevar estas actividades a cabo, si en vez de gastar en dulces, alcohol, entre otros, ahorras para la ocasión de tu preferencia.

¿Qué opinas?

Top