Sucesión familiar: ¿Quién se queda con todo?

No podemos predecir nuestra muerte y aunque el tema parezca un poco sombrío, es algo que eventualmente debemos tocar con la familia. Se que algunos aún no planean su futuro familiar, hijos, etc. Pero creo que es un buen ejercicio ponerse a pensar en ese escenario y dimensionar las situaciones que pueden llegar a ocurrir. No es planificar tu muerte, sino anteponerse ante algún imprevisto, como tu retiro o tus merecidas vacaciones.

La sucesión es un proceso por el cual las empresas realizan el traspaso de poder a la siguiente generación, no sólo para mantener el hilo familiar sino para mantener la rentabilidad del negocio en el futuro. Cabe añadir que tanto el sucesor, como el sucedido, enfrentan un cambio significativo que conlleva a desafíos, tales como la planeación de estrategias a largo plazo, evaluación de competencias e incluso inconvenientes en el ámbito familiar, como resentimiento entre hermanos y familiares políticos. Muchas familias terminan en malos terminos debido a la incorrecta planificación sobre temas de sucesión. Creo que a ninguno nos gustaría que nuestros hijos se peleen por bienes materiales.

El factor más importantes dentro del proceso es la comunicación ya que se involucra a todos los familares dentro del esquema empresarial y los une bajo los mismos objetivos respecto al patrimonio. Iniciar involucrando a la familia en los temas de desiciones es una buena practica. No significa entorpecer la agilidad con la que se toman desiciones, sino abrir ese canal de comunicación para que los familiares involucrados sepan que tienen un patrimonio que hay que cuidar y que el mismo, forma parte de su futuro. No podemos pretender que los hijos y nietos se involucren, si no se comunica de manera clara y práctica la intensión de preservar en el tiempo el negocio familiar.

Uno de los errores más comunes del empresario es ser hermético frente a temas de sucesión, pensando que de alguna forma se evita tocar temas delicados como la muerte o sucesos inesperados. El buen empresario debe comunicar y transmitir conocimientos, visión y estrategias, para que en algún momento la siguiente generación tome el liderazgo total y continue la labor comercial sin afectar las operaciones de la misma. Así como nosotros tuvimos la oportunidad en nuestro momento.

¿Qué opinas?

Top